Yo soy profesor de español

Hace unas semanas fui invitado a participar en unas jornadas organizadas por la Universidad de Cádiz bajo el lema "De profesión, filólogo" con el fin de presentar el mundo del español lengua extranjera como una salida profesional para los estudiantes de los últimos años de Filología y Humanidades. No sé si al final los convencí o no de que profesionalmente el español es una vía apasionante, pero que no es todo gratificaciones precisamente. En cualquier caso, dejo aquí la presentación por si a alguien le interesa:

4 comentarios

Elearning, tareas 2.0 y el espacio privado de aprendizaje

Siguiendo ciertos comentarios en la twitterfera educativa española, la conversación que Victoria Castrillejo y yo tuvimos con Aníbal de la Torre para MdeMoodle y la aparición del monográfico Cultura digital y prácticas creativas en educación de la Revista de Universidad y Sociedad del Conocimiento me doy cuenta de que se está generalizando la idea, innecesaria y poco acertada, de que las plataformas actuales de elearning, los llamados LMS (Learning Management System), tipo Moodle o WebCT, son entornos cerrados que dificultan el acceso a la información de los aprendices. Una vez que nos hemos puesto de acuerdo (creo) en que las herramientas son secundarias, pero no imprescindibles, y en que los contenidos están ahí fuera simplemente esperando a que lleguemos a ellos y nos los apropiemos, lo queda finalmente como esencia del aprendizaje (digital o no) es la interacción.

Sin embargo, lo que está ocurriendo es un clarísimo proceso de simplificación (y, en cierta medida, de mixtificación) en torno a la naturaleza privada de los espacios de aprendizaje. El hecho de que los contenidos estén disponibles para todos no implica necesariamente que el proceso de aprehensión de esos contenidos deba producirse públicamente. Me explico. El aula, entendiendo como tal cualquier espacio, digital o físico, en el que se produce el aprendizaje es un espacio de procesamiento y apropiación de información necesariamente opaco (ojo, no cerrado) al resto de los usuarios de esos contenidos. El aprendiz debe tener la posibilidad, como ocurre en las redes sociales, de mantener parte o todo su itinerario de aprendizaje oculto a los demás. Otra cosa es que todo lo que se produzca en el aula como resultado de ese reprocesado de datos le sea devuelto a la comunidad.

Usando la terminología del modelo computacional de adquisición de lenguas, el input proviene del procomún digital, que se ve aumentado por las propuestas del output, pero el momento del intake se queda fuera, si así lo desea el sujeto aprendiz.

4 comentarios