Dando patadas lingüisticas

No sé si serán los rigores estacionales o la relajación de las costumbre, pero cada vez me encuentro con más gazapos, erratas y rutilantes faltas ortográficas en el mundillo digital. La blogosfera tiene especímenes que dan ganas de llorar, aunque donde de verdad se encuentra uno con barbaridades antológicas es en el planeta Twitter, donde se pueden disculpar, de alguna manera, por la rapidez y la inmediatez de los mensajes. Claro que no es lo mismo olvidarte una tilde que dejarte una hache por el camino. Todo esto viene a cuento porque quería presentaros (y recomendar, claro) un blog dedicado a vigilar de cerca todas estas meteduras de pata no tanto digitales como en la vida más o menos real. Patada al diccionario es una colección de primorosas coces recogidas de entre los ramilletes que cada día nos ofrecen sobre todo ciertos medios de comunicación. Como dice su subtítulo: perlas lingüísticas mediáticas y callejeras.

2 comentarios:

idoia dijo...

Puede que mi lado lingüista haya vencido finalmente y por siempre a mi lado filólogo hispánico... Pero, la verdad, no entiendo que a alguien se le ocurra "denunciar" la forma en que la gente usa la lengua... Que en una variedad de español se emplea un fonema interdental en lugar de uno velar, que se haya extendido el uso del término América latina en lugar de América hispana (bastante menos preciso, creo yo) o Iberoamérica,que se den fenómenos propios del contacto lingüístico como "setecientos andereños" o que se esté generalizando el empleo de "agua" como sustantivo masculino no es criticable. Es que las lenguas funcionan así y punto. No quiero decir que no haya que transmitir y enseñar la variante prestigiada en las instituciones educativas (todos tenemos que tener las mismas oportunidades en el futuro), pero como lingüistas/filólogos tenemos que ser conscientes de la vitalidad y la riqueza que muchas de esas "patadas" al diccionario suponen y de que lo de prestigiado o no es un concepto político y no lingüístico.

Me parece un blog muy útil el de "Patadas al diccionario", pero si se enfocara de una forma más "descriptiva" y menos "diccionario de autoridades".

Francisco Herrera dijo...

Yo creo que la idea de este blog no va por ahí, va más bien contra esa variante pedantorra y oscurantista que se han inventado entre periodistas, políticos y publicitarios que se empeña en usar palabras como "implementar" o "sinergias" y que generalmente oculta el más triste de los vacíos.