Trabajar con niños

Ana (once años, norteamericana) y yo tenemos una revista, El Pétalo. En ella hay secciones de todo tipo; El viajero, Películas, Moda, Sección loca en la que tiene cabida todo un batiburrillo de cosas divertidas, Libros, Tiempo libre, Naturaleza. Todas aquellas cosas que le interesan mucho a Ana. Ella es la reportera que sale a la calle para hacer las entrevistas que previamente hemos trabajado en clase. Yo suelo acompañarla, aunque también me gusta que realice algunas sola, para que aprenda a solucionar por sí misma cualquier problema de comunicación y adquiera seguridad poco a poco.

Ana es muy creativa aunque también un poco tímida. Cada día intento que sea más de lo primero y menos de lo segundo. En nuestras clases buscamos imágenes para ilustrar los artículos y entrevistas, y usamos mucho el color para los titulares. Cuando Ana está un poco más cansada trabajamos en el diseño de nuevas secciones y la planificación de futuras entrevistas, cuando la encuentro más activa salimos a la calle para observar y hablar con la gente. Ha visitado una agencia de viajes, una tienda de ropa, un quiosco de chucherías, ha hablado con un bibliotecario, con estudiantes de nuestra escuela y con trabajadores sobre películas de cine, ha observado la forma de vestir y de peinarse de los adolescentes. Ana pone mucho interés en escribir buenos textos para la revista (le he informado de que va a estar temporalmente expuesta en la Biblioteca Pública junto a otras publicaciones), y juntas los corregimos.

Cada día, El Pétalo crece más y más, y Ana y yo nos estamos divirtiendo muchísimo con esto.

P.D: Le di la opción de trabajar con el ordenador, pero ella prefirió hacer trabajos manuales.

Concha Wenger