Elearning y español

A partir de unos comentarios en FORMESPA me doy cuenta de que ya hay mucha gente trabajando con la enseñanza del español como lengua extranjera a través del elearning. Me parece curioso porque siempre he pensado que las plataformas de enseñanza web estaban diseñadas de una forma poco atractiva para el aprendizaje de lenguas. El tópico dice que estudiar una lengua requiere de la presencia “humana” que no ofrecen las nuevas tecnologías, pero esta idea no es más que eso, un prejuicio. El conocimiento de las lenguas es accesible también a través de la web 2.0, sólo hay que ponerse a trabajar en ello. Como están haciendo las dos plataformas de código abierto Moodle (en su versión 1.6, ready for use, como la publicitan) y Dokeos (en la 1.8). Los blogs son un paso adelante para estos espacios de aprendizaje en línea que ya venían utilizando wikis desde hace tiempo. Para mi gusto, las plataformas tienen buena parte de la culpa de que el elearning tenga una estadística tan frustrante de abandono por parte del alumnado. Si la hacemos más cercana la haremos también más intuitiva y más eficaz. Y de ahí a que la apliquemos en la enseñanza del español como complemento a la enseñanza presencia, en lo que se llama blended learning, no hay más que un paso.

3 comentarios:

eq dijo...

Suscribo tus palabras de la cruz a la fecha, amen: plataformas, usabilidad, experiencia gratificante... O César o nada (o eso o me quedo con mi lápiz del dos)

De lo que conozco, la gente de Proele son los que mejor usan Moodle como plataforma para la formación de profesores ELE on line: http://www.proele.com/cursos.

Leonor Quintana dijo...

Me alegro de que un blogfesor de ELE como tú suscriba la "Declaración de Roa"!
Creo que este tipo de iniciativas son muy positivas para todos los que pensamos que no se deben ignorar las NN.TT. en la educación sino que hay que reflexionar a fondo sobre sus implicaciones e integrarlas de modo que faciliten y enriquezcan el aprendizaje y no como mera innovación por puro afán de estar a la moda.

Francisco Herrera dijo...

Hola, Leonor: para mí fue un placer firmar la declaración pero también sufrí un claro ataque (aunque no malsano) de envidia, por no haber podido estar allí para enterarme de todo lo que está pasando en la blogosfera educativa. Espero no perderme el próximo evento.

Un saludo.