Al final es la información

Mucho hablar de web 2.0, de revoluciones varias, de cambios de paradigma, y al final resulta que el truco estaba (ni más, ni menos que) en la información:

5 comentarios:

Emilia dijo...

¿Qué te parece esta cita?

(En la Web 2.0) se habrán quedado obsoletos los símiles con la biblioteca de Babel, porque cada vez habrá menos documentos cerrados que almacenar y distribuir. En la nueva web las metáforas con las que trabajar son el radar en el que seguir la evolución dinámica de los objetos, el cuadro de mandos lleno de potenciómetros, el barómetro que proporciona una lectura en tiempo real del estado de las cosas. Quizás podemos decirlo sin salir de Borges: la nueva web es mucho más El Aleph que la biblioteca infinita o el libro de arena".

(José Luis de Vicente, "Inteligencia colectiva en la Web 2.O", en Creación e Inteligencia Colectiva).

Y aquí otra forma de presentar la información: los resultados de búsqueda del término "Web 2.0" en Amazon que ofrece Amaztype.

María Páez dijo...

Interesante el video, me quedo con la pregunta del final 'are we ready?' Puuff, la alfabetización digital va muy lentamente. Creo que la clave, al igual que cuando buscábamos en un archivo manual de la biblioteca, está en la capacidad de saber gestionar esa información. Esperemos que el salto generacional entre nativos digitales y el resto se haga cada vez más pequeño.
Gracias por animar a los chicos del podcast,espero que sigan con ánimo, a ver.
Un saludo.

Francisco Herrera dijo...

Yo creo que el problema no está en la distancia entre los inmigrantes digitales y la e-generación, sino más bien en la actitud de intrusos digitales que existe entre las filas del profesorado.

Lo del Aleph es una metáfora realmente certera.

María Páez dijo...

Para mí la distancia está ahí, será porque me siento inmigrante digital y veo a mi ahijado tan pequeño y con tantas capacidades que me siento lejos. Pero eso de "intrusos digitales" no lo he entendido Francisco, ¿a qué tipo de profes te refieres?

¡Un saludo!

Francisco Herrera dijo...

Con lo de intrusos digitales me refiero a aquellos que entran en las nuevas tecnologías con la cabeza llena de prejuicios y sólo con la intención de ir demostrandose a sí mismos cada uno de sus clichés. La brecha no está entre los que han nacido en la era digital y los que lo hicimos en la analógica, el salto está entre los que quieren entrar y los que prefieren criticar lo que no conocen.

Otra cosa es que una persona decida no incluir la digitalidad en su vida diaria. Esa me parece una opción coherente.