El portafolios del profesor: todos ganamos

Me da la impresión de que, una vez más, estamos empezando la casa por la ventana, algo muy común en nuestro sistema eductivo y que se repite a menudo en el sector del español. Parece que una herramienta tan interesante como el portafolios del profesor empieza a sonar en los oídos de los responsables de muchos centros de ELE (algo tendrá que ver en esto las visitas del Instituto Cervantes). Pero el problema es que queda sólo en eso, en un soniquete vano. Y al final, como el Cervantes lo aconseja, pues a ver si lo implantamos en nuestra escuela. La cuestión es que se coge por los pelos una propuesta y se aplica totalmente descontextualizada y de manera superficial. Porque ya me dirán ustedes cómo se compagina un instrumento de carácter evidentemente procesual como éste, con un enfoque apenas nocional, e incluso precomunicativo, como el que manejan muchas de estas escuelas. Que yo todavía veo mucho Español 2000 por esas aulas de Dios.

1 comentarios:

el blog de Lola dijo...

Me alegra leer esta entrada.
La verdad es que la idea del portafolios del profesor es muy buena, y lleva mucho tiempo en otros sitios, tampoco es nada nuevo. Pero me parece que a España, y mucho más en el caso de los profesores de ELE, quedan muchas cosas imprescindibles por hacer previamente para que el portafolios del profesor tenga sentido.

Un saludo.