Errores a mí

Cuando tengo que explicar a un profano en qué consiste la especificidad de la enseñanza del español como lengua extranjera empiezo con los tópicos del enfoque comunicativo, el aprendizaje colaborativo y todo eso. Pero al final, lo que mejor define nuestra forma de enseñar es, sin duda, el tratamiento que hacemos del error como un aspecto positivo del aprendizaje. Para los profesores de otras materias (y, sobre todo, si vienen de la enseñanza reglada) todo esto les suena a chino. Como ya dijo en su momento Marta Baralo, asumir el error como un elemento no sólo ineludible, sino necesario para aprender una lengua cambia completamente la perspectiva del que enseña y del que aprende y, por consiguiente, la dinámica del aula (La adquisición del español com lengua extranjera, 1999. Arco Libros). ¿Es esto algo específico de la enseñanza de lenguas extranjeras o se puede aplicar a la química o la contabilidad? Habrá que preguntárselo a los expertos.

2 comentarios:

eraser dijo...

Me encanta este post. Resume algo importantísimo...que pocos quieren reconocer. Por ejemplo, la medicina no es una ciencia...es una práctica, que consiste en ensayo-error...Parece mentira que pocos lo entiendan...!!!
Un apoyo cariñoso, te leo hace mucho tiempo.!!!

Francisco Herrera dijo...

La verdad es que nunca me había parado a pensarlo así. Tendré que hablar seriamente con mi médico de cabecera la próxima vez. Muchas gracias por el apoyo y un abrazo.