Al blog, blog, censores de la lengua

Vía Mangas Verdes me entero de que ciertos señores quieren dar su visto bueno (que nadie le ha pedido) sobre el uso de la palabra "blog". Cada cierto tiempo resucita, como un zombi de George A. Romero, aunque con menos gracia, la discusión sobre la pureza del lenguaje y la tecnología. No sé la razón, pero siempre hay algún aburrido que se empeña en buscarle traducción a palabras como podcast y tantas otras. Hasta ahora nadie ha intentado, que yo sepa, hacer el ridículo traduciendo el término wiki, pero al tiempo, porque lumbreras no nos faltan. En cualquier caso, la palabra blog no necesita defensores (y menos enemigos), porque ya está totalmente establecida en nuestra lengua diaria. Al mismo tiempo se hace evidente que la forma "bitácora" está perdiendo en uso y acabará en el armario de las palabras perdidas por el camino. Más o menos como le ha pasado a bitacoras.com. Ni sombra de lo que fue.

4 comentarios:

idoia dijo...

Hola, Francisco.

Oye, he estado echando un vistazo a la página del Observatorio y, la verdad, no he podido encontrar por ninguna parte lo de que quieren censurar la palabra "blog". Simplemente, como dicen en Mangas Verdes y en La Huella Digital, registran un nuevo uso de esa palabra...

Francisco Herrera dijo...

Llevas razón, Idoia. Puse mal el enlace y quería hacerlo al artículo de ABC (ahora está corregido) en el que dicen que los blogs sólo tienen dos años de antigÜedad (!!).

De todos modos no he dicho que querían censurar los blogs, sino el uso de extranjerismos en español.

idoia dijo...

Hola otra vez, Francisco!

No es por defender a los "puristas" de la lengua, que me suelen poner los pelos de punta, pero es que creo que en este caso no lo son... Así que sigo con el comentario, por si acaso van a pagas justos por pecadores...

En el artículo del ABC (y en otros) yo no veo que critiquen la palabra "blog" por ningún lado. De hecho, dicen que tiene ya "cierta estabilidad y su propia familia de palabras" (la falta de estabilidad es precisamente lo que se "critica" de los neologismos que se introducen solamente por falta de estilo).

Por otra parte, dicen que es la entrada de la palabra "blog" en el español lo que, de acuerdo con sus datos, parece haberse dado hace alrededor de 2 años. ¡No los blogs!

Como te decía en el comentario anterior, no parece que quieran censurar ningún neologismo y mucho menos la palabra "blog" (por supuesto que no se trata de los blogs, de eso ya trata -infructuosamente, menos mal- de encargarse la SGAE).

Bueno, pues solo eso. Un abrazo.

PD. En la versión "humana" no digital, este mensaje iría acompañado de cañita y discusión y cañita e improperios contra la SGAE, espero... ;) Así que contestando a tu otro post, me gusta más la versión no digital, ¡sobre todo acompañada de olivas y cañas!

Francisco Herrera dijo...

No sería raro que ya viera censores en cada rincón de la blogosfera (como el niño de El sexto sentido). En cualquier caso, yo sólo añadiría una buena copa de ribera del duero a tu propuesta.