Taller de cómics en el aula

Qué suerte tienen algunos. El CFIC de Salamanca organiza un curso sobre la historieta como recurso didáctico (podéis ver el programa completo en PDF aquí). Lo que me ha llamado la atención es que el párrafo más largo del texto del díptico se dedica a la justificación del evento, como si todavía el tebeo fuera una cosa que da algo de vergüenza y que se tiene que razonar su uso pedagogico largo y tendido. De cualquier manera, la actividad tiene una pinta estupenda, los afortunados participantes podrán conocer de primera mano (y nunca mejor dicho) el lenguaje de los cómics y de qué manera se puede llevar al aula, porque los ponentes son todos profesionales reconocidos de la viñeta. No me cojo el tren para la capital charra porque uno tiene sus obligaciones, que si no, ya estaría afilando los lápices.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Es incomprensible cómo el cómic no se ha convetido aún en un recurso fundamental de las clases de lengua

Idoia Ros dijo...

Hola, Francisco

Como siempre, gracias por la información.

En mi opinión, no es tan extraño que tengan que justificar el evento. De hecho, no sólo lo justifican, sino que lo conciben como algo dirigido únicamente a jóvenes y niños, como dicen en el programa. Pero no es tan curioso: creo que la forma habitual de considerar a los cómics es como el hermano pobre de los libros, sin darse cuenta de lo mucho que ha evolucionado este campo y de las posibilidades expresivas y pedagógicas que posee (e incluso de interacción social entre los lectores). Y también es cierto que si hay bien poquito sobre el uso de los cómics en la educación secundaria (que creo que es en lo que se centra más el CFIE de Béjar), menos lo hay todavía sobre su uso en la enseñanza de lenguas. Pero creo que la situación está cambiando (Norton, Hilton, Haugaard, etc.)

Un abrazo

el blog de Lola dijo...

Me alegra leer estas opiniones sobre los cómics (y sobre su relación
Como dice Idioa Ros, se han considerado y se sigue haciendo, como el hermano pequeño de los libros y normalmente, se escapan del concepto de literatura.
Hace unos meses Astiberri se decidió a editar cómics también, y por ahora, yo no conozco ninguna otra editorial (que no sea específica de cómics) que se haya atrevido a hacerlo. Aún así, un problema importante es el de las horrorosas traducciones y el poco cuidado que se tiene al editar estos cómics en España.
Otro asunto que también comenta Idoia es que, lamentablemente, se sigue pensando que los destinatarios de los cómics son los jóvenes y niños (algo parecido a lo que sucede con la concepción que se tiene de los videojuegos en España).
Un saludo.

el blog de Lola dijo...

la línea 2 termina con "con la educación)"

eq dijo...

Estoy de acuerdo con lo que decís sobre la consideración del cómic en España. Es algo que choca si se compara con otros países de Europa y con los EEUU: en Bélgica el cómic es patrimonio cultural de la nación (y no sólo gracias a Hergé), ya no te cuento en Francia, en Suecia o en los Países Bajos.

En estas condiciones, ¿pensáis que los "comic books" alcanzarán en España la importancia que ya tienen en Europa y los Estados Unidos? Recuerdo que en Babelia le dedicaron hace poco un reportaje (regularcillo) a la nueva generación de "comic books", quizá porque la revista Time ha elegido "Fun Home" de Alison Bechdel "libro del año 2006" (libro, no tebeo) y eso consagra un género... Por supuesto, no hay que perderse clásicos como "Mauss" o trabajos artesanales como los de la iraní Satrapi ("Persépolis" lo he visto editado en español)

Por mi parte, si se me permite, os recomiendo tres "comic books" que me he leído hace poco y que me han encantado (aparte de "Fun Home"): "Epileptic" de David B., "Black Hole", de Charles Burns, y "Pyongyang. A Journey in North Korea", de Guy Delisle.

Perdonadme el rollo, pero es que el año pasado me enganché a los "comic books" y quería compartir un poco de ese entusiasmo con vosotros. Se están publicando auténticas obras maestras.

Hay un blog en español que está bastante bien: La cárcel de papel.

eq dijo...

Por cierto, ahora que lo pienso, estoy usando lo de "comic book" continuamente. Creo que en español se ha impuesto decirle "novela gráfica" a este género.

el blog de Lola dijo...

Sí que es cierto lo de que ahora a los cómics o tebeos se les llama "novela gráfica". Suena como más a libro, supongo. Si le digo a mi madre que me compre un cómic me dirá "lola, que ya eres mayorcita, ¿sigues con esas cosas aún?" y si le digo que me compre una novela gráfica me dirá que sí y se lo leerá ella también sin ningún problema. Yo, por el momento, me quedo con cómic o tebeo.

¡Qué bueno Black Hole!
Un saludo.

Francisco Herrera dijo...

Yo creo que efectivamente el hecho de que no se use mucho el cómic como recurso educativo depende simplemente del mercado. Si en España se lee poco historieta (en general, de ningún género, ni siquiera el manga levanta cabeza), menos se va a llevar al aula. Hace tiempo que no me paso por La Cárcel de Papel, a ver si me suscribo de nuevo y lo controlo más.

Otra dato importante: los cómics están desapareciendo de los quioscos, por lo menos aquí en Andalucía. Yo recuerdo cuando compraba el Víbora o los X-Men de Claremont en cualquier quiosco de mi ciudad natal. Ahora, ni de broma. Y para comprar el Maus hace un par de años lo tuve que encargar por internet.